¿Es normal sentir dolor tras la sesión de fisioterapia?


dolor tras la sesion de fisioterapia

Tras una sesión de fisioterapia es normal tener cierta sensación de tumefacción (hinchazón) en la zona tratada, dolor al contacto e, incluso, hemos llegado a llamar preocupad@s a nuestro fisio diciendo “estoy peor que antes, ¿esto es normal?”. Hoy queremos contestaros a esta pregunta.

La respuesta es SÍ. Esto se debe a las manipulaciones de las estructuras durante las maniobras y ejercicios. En otras palabras, al trabajo realizado en profundidad sobre los tejidos y fibras durante la sesión. Pero NUNCA se trata de una lesión ocasionada por la misma.

El gran problema que este hecho tiene asociado es que algunos pacientes valoran la evolución, el tratamiento y el trabajo del profesional en función del dolor generado y esto es un gran error. La recuperación de lesiones que afectan a músculos, tendones y huesos (ya sean leves o graves) conlleva dolor y, a veces, es inevitable provocarlo durante la sesión pero esto no está relacionado con la mejor o peor calidad de la labor de nuestro fisioterapeuta

Hay personas que acuden a que les den un masaje por el simple hecho de que les “crujan” y consideran que cuanto más dolor sientan, mejor. En cambio otras piensan que a más dolor, peor es la sesión que ha recibido.dolor tras la sesion de fisioterapia

En definitiva, hay que dejar a un lado las creencias erróneas y comunicarnos con nuestro fisioterapeuta. Nosotros, como pacientes, debemos describir y explicar con detalle nuestras sensaciones y dolores (cuándo aparece y desaparece, si es intermitente o permanente, …). Nuestro fisio, por su parte, nos debe comunicar las técnicas empleadas y justificar sus consecuencias para que no nos extrañe esa sensación molesta después de la consulta. De esta manera la recuperación y las sesiones serán más productivas.

A continuación, os dejamos los posibles efectos y recomendaciones. Hay que recalcar que las sesiones deben darlas personas con la titulación universitaria correspondiente. Si tenéis alguna duda, podéis pedir cita con nuestras especialistas Eloísa Muñoz Calero y Lucía Solano Vázquez. Nos vemos en el siguiente post!!

  • Inmediatamente después de la sesión: Existe mayor movilidad en la zona tratada. La recomendación es: realizar tareas normales y no realizar ejercicios violentos.
  • 24 horas después: Posible dolor al tacto, hinchazón en la zona tratada y disminución de la movilidad. La recomendación es: realizar tareas normales y ejercicios suaves.
  • 48 horas después: Se produce una disminución del dolor y la hinchazón y un aumento de la movilidad en la zona. La recomendación es: hacer vida norma y, en el caso de practicar deporte, que sea a una intensidad moderada.
  • Más de 48 horas después: Desaparecen las molestias. La recomendación es: incrementar progresivamente la actividad física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *